ATRAER CLIENTES,  EMPRENDER

IDENTIFICA A TU CLIENTA IDEAL

En los negocios de estética, como en cualquier tipo de negocio, no se trata simplemente de tener clientela, sino que tenemos que conseguir que esa clientela esté formada por personas que realmente aportan un beneficio a nuestro centro de estética y consumen nuestros servicios. Para ello tenemos que identificar tu clienta ideal.

Esto es algo por lo que muchos negocios de estética fracasan, por la falta de estrategia y por no haber definido bien el tipo de clientela a la que se dirigen. Es necesario tener identificado el perfil de persona al cual nos dirigimos cuando lanzamos promociones en nuestro centro de estética.

El éxito en tu negocio es directamente proporcional a cuán bien definida tengas a tu clienta ideal.

El Rincón de la Esteticista

Pero antes de ayudarte a definir tu clienta ideal vamos a ver qué es eso de cliente ideal.


Definición de cliente ideal

El cliente ideal o cliente objetivo es aquella persona que necesita de tus servicios para satisfacer una necesidad específica y está dispuesto a pagar su precio, ya que aprecia su valor.

Este será el perfil de persona que te gustaría atraer a tu centro, ya que es el perfil de persona que está dispuesta a ir a tu centro. Tienes que saber quién es tu clienta ideal para que sepas qué herramientas tienes que utilizar para atraerla.

Para que me entiendas. Si sales a pescar, tienes que saber qué es lo que vas a pescar. No utilizarías el mismo anzuelo para pescar un atún que una sardina, ¿verdad? No tengo ni idea de pesca pero seguro que entiendes a lo que me refiero 😂

Una vez que identifiques a tu clienta ideal, te llegarán las ideas para atraer a ese tipo de clienta y entonces podrás empezar a publicitar tu centro.

La ventaja de ser tu propia jefa es que puedes escoger con qué tipo de gente quieres trabajar. Cuando trabajas para otro, te tienes que morder la lengua más de una vez, hacer cosas que igual no te gusta hacer y tratar con gente con la que preferirías no tratar. Si eres tu propia jefa, puedes elegir a tus clientas, siempre y cuando tengas tu objetivo de mercado bien definido.

No sabes cuántas veces hubiera mandado a más de una a paseo, pero al trabajar para otro no podía. Si no tienes tu clienta ideal bien definida, igual tú tampoco puedes, porque igual realmente necesitas el dinero que esa clienta va a pagar y te la tienes que comer con patatas.


Esto es lo que conseguirás cuando identifiques a tu clienta ideal

  • Podrás enfocarte mejor a la hora de tomar decisiones en tu negocio y cuando decidas promocionar o publicitar tus servicios.
  • Ahorrarás tiempo y esfuerzo no malgastando tus energías con clientas que no te aportan nada.
  • Dejarás de competir con los precios de las demás ya que ofrecerás algo que los demás no ofrecen: especialización.
  • Tendrás mejores resultados en tus campañas de marketing, ya que estas estarán más segmentadas.

Si no identificas tu clienta ideal y te lanzas a promocionar tu centro a todo quisqui, las clientas que te aparecerán serán de todo tipo.

Ahora bien, identificar a tu clienta ideal tampoco es tan sencillo. Es mucho más fácil identificar los clientes que no son tus clienta ideal, así que empecemos por esto.


Cómo identificar a la que no es tu clienta ideal

Tus clientas no ideales son muy fáciles de reconocer y actúan de la siguiente manera:

  • Vienen de higos a brevas
  • Piden cita y luego no aparecen
  • Te regatean los precios
  • Te generan malestar
  • Creen que saben más que tú
  • Nunca están del todo satisfechas

Estas son las clientas que quieres tener cuánto más lejos de tu centro mejor.


Cómo identificar a tu clienta ideal

Si tu centro de estética ya lleva algún tiempo en marcha, te será fácil identificar a tu clienta ideal:

  • Acude a menudo a tu centro
  • Siempre sale contenta
  • Te hace caso en tus recomendaciones
  • Compra tus productos
  • Recomienda tu centro a sus amigas
  • Siempre está de buen humor

En resumen, tu clienta ideal es aquella que te resulta más rentable y que menos problemas te genera.


Si estás a punto de emprender tu negocio o acabas de empezar puedes escoger tu clienta ideal ahora mismo. Para que no atraigas clientas random y tengas tu clienta ideal bien definida, vamos a seguir estos pasos:

Definir a tu clienta ideal desde cero

  • Piensa en aquello que te apasiona. De todos los tratamientos que ofreces, piensa en cuáles son los que más te gustan y los que se te dan mejor. Si te encantan las uñas, te apuntas a todos los cursos de uñas que encuentras, y te gusta más una manicura que a un tonto un boli, entonces igual tu clienta ideal es aquella que adora que le hagan la manicura, la que siempre lleva las uñas perfectas, la que es super cuidadosa de que no se le rompan, etc.
  • Escoge el tipo de clienta que quieres atraer. Fórmate una imagen mental de esa persona, de cuáles son sus características y su forma de ser y de actuar.
  • Céntrate en dirigirte a ese perfil de persona. Busca ese tipo de persona. Háblale a esa clienta en tus redes sociales. Crea tus campañas de marketing por y para ella. Saca las ofertas que a ella le gustaría. Ponte en su cabeza, piensa qué es lo que ella quiere. Qué quiere ver, qué quiere leer, qué tratamiento quiere hacerse…

Lo que has de tener en cuenta:

Aquí te lanzo una lluvia de preguntas a tener en cuenta para elegir cuál va a ser tu clienta ideal:

Conoce la demográfica a la que pertenece

¿Es hombre o mujer? ¿Qué edad tiene? ¿Tiene hijos? ¿Dónde vive? ¿Qué nivel de estudios tiene? ¿Qué tipo de trabajo realiza? ¿Qué nivel adquisitivo tiene? ¿Qué estilo de vida tiene?

Conoce sus valores, lo que le gusta

¿Qué es lo qué valora en un servicio de estética? ¿Qué filosofía tiene? ¿A qué religión pertenece?

Conoce lo que no le gusta

¿De qué se quejan? ¿Qué les gustaría cambiar? ¿Qué es lo que no funciona en sus vidas?

Conoce sus necesidades

¿Qué necesidades tiene tu cliente que tú puedes satisfacer? ¿A qué tipo de centro de estética acudiría si no fuera el tuyo?


¿Cómo puedes conocer a tus clientes?

  • Mediante las conversaciones en cabina. En esos momentos en los que estás realizando un tratamiento es cuando las clientas más se abren y te cuentan cosas de su vida personal. Quédate con esta información para conocer acerca de su estilo de vida.
  • Mediante sus perfiles en redes sociales. Puedes entrar en los perfiles de los clientes que te siguen en las redes sociales y ver un poco qué tipo de vida llevan.
  • Mediante preguntas en las redes sociales. Utiliza las Stories de Instagram para lanzarle preguntas a tus seguidores y así ir conociéndolos poco a poco.
  • Mediante encuestas anónimas. Survey Monkey es una herramienta online con la que puedes crear encuestas y envíarlas por email para que tus clientes respondan de manera anónima. Sirve para conocer mejor a tus clientes y para saber si hay algo que estés haciendo mal en tu centro de estética o que no le acaba de gustar a tus clientes.

Qué hacer cuando ya tienes claro quién es tu clienta ideal

  • Adaptar tu carta de servicios a tu clienta ideal
  • Adaptar el branding de tu empresa a los gustos de tu clienta ideal
  • Dirigir las publicaciones de tus redes sociales a tu clienta ideal
  • Cuidar a tu clienta ideal, fidelizarla y mantenerla

Bueno creo que después de todo esto, ya tienes faena para definir e identificar a tu clienta ideal. Si aún así tienes problemas para identificar a tu clienta ideal o crees que necesitas un poco de ayuda, puedes ponerte en contacto conmigo para solicitar una sesión de asesoramiento personalizada y te ayudaré a identificar a tu clienta ideal.

¡Gracias por leerme!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *