Arkana Cosmetics (Parte 1)

La semana pasada tuve el placer de visitar las instalaciones de MJS Cosméticos, distribuidor oficial de la firma cosmética profesional Arkana Cosmetics. Allí me atendió Maria José Mateu, responsable técnico de Arkana en España, quien me dejó impresionada tanto por su amplio conocimiento en cosmetología como por su calidez humana. Aquí os dejo su vídeo de presentación por si la queréis conocer:

Entrevista a Maria José, responsable de Arkana Cosmetics:

¿Me podrías contar un poco sobre Arkana en líneas generales?

Arkana es una firma proveniente de Polonia que lleva 8 años en el mercado. En España no tenía presencia y  MJS Cosméticos la introdujo en el mercado español hace dos años.

Es una firma que apuesta por la innovación cosmética. Siendo una firma nueva metiéndose en un mercado que está muy explotado, donde hay un amplio abanico donde elegir, ellos decidieron no ser uno más, sino intentar innovar y crear productos utilizando ingredientes con los que otras firmas cosméticas todavía no habían experimentado. Es decir, en lugar de imitar a otras marcas, Arkana ha conseguido que sean otras marcas las que quieran seguir sus pasos.

Arkana Cosmetics es una firma muy dinámica, siempre está sacando novedades, haciendo nuevos estudios científicos, utilizando principios activos novedosos. Incorpora la última tecnología en sus líneas cosméticas en cuanto a la manera en que los principios activos penetran en la piel, consiguiendo los mejores resultados.

Arkana se encuentra en un momento de mucho cambio. Ahora mismo estamos cambiando el packaging de los productos y todos los envases de plástico se están eliminando. En Arkana Cosmetics queremos ser más respetuosos con el medio ambiente y estamos utilizando materiales elaborados a base de biopolímeros de la caña de azúcar, que libera un 66 por ciento menos de dióxido de carbono al ambiente.

Dentro de la medida de lo posible, intentamos hacer una cosmética que sea sostenible. De hecho, el año pasado, sacamos un protector solar que no contiene dióxido de titanio y los filtros químicos que contiene son los menos dañinos que podemos encontrar, por lo tanto es más beneficioso tanto para nuestra piel como para el medio ambiente y es una textura muy ligera. 

Con lo competitiva que es la industria cosmética, ¿qué es lo que vosotros vistéis en Arkana para decidir apostar por esta firma cosmética e introducirla en España?

Nosotros buscábamos una firma cosmética que diera resultados reales, no queríamos basarnos en una cosmética general, sin menospreciar a otras marcas, una cosmética de perfumería, para que nos entendamos.  Hay líneas cosméticas que son aptas para un amplio abanico de pieles, cremas que las puede usar todo el mundo, que contienen un cierto grado de hidratación pero muy poco principio activo. Sobre todo queríamos una cosmética que no decepcionara al consumidor final y con Arkana lo hemos conseguido.

Cuando tú introduces una concentración de principio activo importante para tratar un problema, evidentemente eso tiene que estar asesorado, no puede ser directamente despachado y que la clienta lo pueda coger del estante. Entonces buscábamos sobre todo efectividad, y eso es lo que encontramos en Arkana, una efectividad muy buena del producto, no es un producto en el que el cliente viene y yo le aplico un tratamiento y punto, sino que me permite hacer un seguimiento y ver unos resultados que son mejorables a lo largo del tiempo.

He visto que vuestras líneas de productos son biotecnológicas. ¿Me podrías explicar cuál es la diferencia entre la cosmética tradicional y la cosmética biotecnológica?

Efectivamente, todas nuestras líneas son biotecnológicas. La biotecnología se diferencia de la cosmética tradicional, principalmente en lo que es la absorción del principio activo

En cada capa de nuestra piel tenemos unas células que son las que trabajan dentro de esa capa, en la cual cada célula tiene una forma y están diferenciadas entre sí. Algunas tienen más mitocondrias que otras, pueden tener un núcleo más grande o más pequeño. Cada célula va a trabajar en un estrato y está especializada para ese estrato, ¿entonces qué ocurre? Cuando yo trabajo con una cosmética tradicional, yo cojo un principio activo, pongamos por ejemplo “el aloe vera”. En una cosmética tradicional ese p.a. lo destilaría, lo introduciría en un portador (un liposoma) y lo introduzco en el cosmético, en la emulsión. Cuando yo aplico el principio activo sobre mi piel, me encuentro con una barrera que tiene mi piel y no deja que ese principio activo atraviese la piel, con lo cual, mi piel solo absorberá un 20% de este principio activo. 

Con la biotecnología, lo que conseguimos es que ese mismo principio activo lo introducimos en un cultivo de bacterias (microorganismos). Estos microorganismos van a modificar la estructura celular de ese principio activo. Recordemos que estamos introduciendo un principio activo vegetal en nuestro cuerpo y nuestras células son animales. Al modificar la estructura, nuestra piel y nuestro cuerpo asimila mucho mejor la aplicación del principio activo, ya que lo reconoce como propio y no lo rechaza. Con esto aumentamos hasta un 80% la absorción de ese principio activo. También genera menos reacciones alérgicas, con lo cual es un producto hipoalergénico. Focalizo más el tratamiento en el problema que quiero tratar. Eso es biotecnología. La biotecnología suena muy moderno, sin embargo es algo bastante antiguo. Por ejemplo, un yogur o la leche sin lactosa están creados gracias a la biotecnología.

¿Y en cuanto a la cosmética? ¿La biotecnología es una innovación dentro del campo cosmético?

Dentro del campo cosmético la biotecnología ya se lleva realizando unos cuantos años, pero sí que es verdad que hay otras firmas cosméticas que tienen líneas biotecnológicas como sus gamas más altas. En nuestro caso, todas nuestras líneas son biotecnológicas y todas están tratadas de la misma forma.

Desde principio a fin vamos a tener biotecnología, a partir de ahí, la diferencia que encontramos es que ahora mismo está derivando todo en dermocosmética y neurocosmética. Hasta hoy hemos tenido un tipo de cosmético biotecnológico puro en el que encontrábamos una variedad  más amplia dentro del cosmético de principios activos  pero tenía también un porcentaje menor de concentración, con el cual se trataban distintas alteraciones al mismo tiempo, pero no se centraba en ninguna en particular. Cuando tú tratas una piel con un cosmecéutico o con un dermocosmético, reducimos esa variedad de principios activos pero aumentamos el porcentaje de concentración, entonces ya focalizamos. Por ejemplo en líneas antiedad encontramos una efecto botox, otra para la flacidez, otra para redensificar y rellenar arrugas, otra para trabajar a nivel de proteínas y fibras. Entonces, dependiendo de lo que yo quiera tratar, me voy a decantar por una línea u otra. 

Cuando trabajas con una piel envejecida, está claro que no te encuentras con un único problema, por eso siempre recomiendo generar un circuito de tratamientos personalizado.

El envejecimiento se produce porque nuestras células se van ralentizando, nuestros sistemas van trabajando cada vez más despacio. Nosotros vemos el envejecimiento en la piel porque es lo que tenemos más visible, si pudiéramos ver nuestros órganos por dentro, también observaríamos cómo estos se van deteriorando. Y es necesario dar ese impulso para paliar los efectos del envejecimiento. Nosotros lo que hacemos es que, por ejemplo, no aportamos colágeno a una crema, porque la molécula del colágeno es una molécula muy pesada que no se absorbe en la piel y se queda en la superficie. Lo que hacemos es estimular, hacer que mi cuerpo (que ha perdido ese impulso nervioso que genera la estimulación de esas fibras elásticas y colágenas) lo vuelva a fabricar. Nos basamos en el trato de la belleza personal de cada uno. No buscamos modelos ni seguimos cánones de belleza. Cada uno tiene una belleza propia y queremos embellecer a la persona tal cual es, porque todas somos personas maravillosas. Esta es nuestra filosofía.

También he visto que tenéis una línea profesional muy completa de ácidos para el uso en cabina. ¿Qué tipo de ácidos utilizáis y en qué concentraciones?

Las concentraciones varían dependiendo del tipo de ácido. Tenemos actualmente dos ácidos libres (sin tamponar), el mandélico y el pirúvico. El mandélico por ejemplo está más indicado para pieles grasas y para manchas. Es una línea anhídrida, no lleva concentración, no lleva potencial de hidrógeno, con lo cual no tiene pH, por eso no te puedo hablar de concentración. Sí que contiene una fórmula secreta que facilita la absorción del ácido y que no se me ha desvelado ni siquiera a mi. También tenemos el ácido pirúvico en un 40% de concentración porque a concentraciones superiores ya tenemos un efecto dermoplástico. Para trabajar a nivel de pieles muy envejecidas es el más indicado.

Luego tenemos otros ácidos que vienen tamponados. Ácido azeláico, indicado para pieles sensibles, pieles que han pasado por un proceso de acné, pieles con cuperosis… y este tipo de ácido lo aplicamos, el cliente se lo lleva puesto a  casa y a las horas se lo retira y hace su función. Algunos generan una ligera descamación sobre la piel, otros no llegan a generarlas, pero independientemente de si se produce o no, la efectividad no varía. Si el ácido trabaja de dentro hacia afuera como tiene que actuar, no es necesario generar ese pelado de la piel.

Por último, también tenemos el fenol. El fenol es importante porque, como sabes, está prohibido en Estética, pero nosotros hemos elaborado un fenol a base de extractos de plantas: se denomina phytofenol. La verdad es que es una pasada, porque es un peeling químico muy potente. De hecho te puedo enseñar imágenes.

¿Cuántas sesiones se recomiendan? ¿Este tratamiento se debería realizar cada año?

Se recomiendan un máximo de 4 sesiones aprovechando la época de invierno. Se realizaría una al mes, pero todo depende del estado inicial de la piel de la persona. 

Dependiendo del estado de la piel y de cómo cuide su piel la persona durante el año será o no necesario repetir el tratamiento al año siguiente. Si es una persona fumadora, que no utiliza protector solar y que no tiene unos hábitos saludables, al cabo de un año quizá debería repetir el tratamiento. Sin embargo, si cuidamos la piel tanto a nivel externo como interno, puede ser que al año siguiente no necesite realizarse de nuevo el tratamiento, o igual con 1 o 2 sesiones ya es suficiente.

También tenemos un peeling para trabajar el contorno de ojos, que contiene ácidos obtenidos de extractos de plantas. Ahí encontramos ácidos extraídos por ejemplo del hibisco. El hibisco en su forma natural contiene el tartático, el cítrico y el pirúvico. Tiene una concentración de cuatro plantas diferentes y trabajamos la zona orbicular atenuando arrugas y aclarando la piel. Este peeling no necesita ser neutralizado y toda esta línea está indicada para esa zona tan sensible del contorno de ojos.

Mi opinión personal:

Personalmente, la línea de ácidos me encantó y me llamó mucho la atención porque en Estética normalmente utilizamos sobre todo el glicólico, el láctico y el salicílico. Son los tres que más conocemos y los que más se usan, y Arkana Cosmetics trabaja con ácidos muy diferentes y creo que es bueno conocer toda la variedad de ácidos ya que son tratamientos que producen un gran cambio en la piel de manera muy rápida.

También me encantó que tuvieran un peeling para la zona orbicular, ya que con los peelings químicos normalmente debemos evitar la zona del contorno de ojos, y poder contar con un producto en cabina para exfoliar la zona orbicular sin causar irritaciones me parece algo que está cubriendo una necesidad tanto para las esteticistas como para las clientas.

¿Quieres conocer cuáles son las líneas de productos estrella para cabina de Arkana? Pues no te pierdas el siguiente post donde Maria José nos explica en detalle la singularidad de sus líneas TOP:

Arkana cosmetics

Si quieres ponerte en contacto con Arkana Cosmetics, puedes visitar su página web www.arkanaspain.com o sus redes sociales @arkanaspain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *